domingo, 6 de octubre de 2013

Downlight 18W

A todos nos apetece que nuestra casa sea eficiente energéticamente hablando, para ello necesitamos usar la mínima cantidad de electricidad para conseguir el mismo resultado. Las lamparas que usamos en la cocina suelen ser tipo downlight que llevan dentro una o dos bombillas de diferentes tipos, normalmente de ahorro de energía consumiendo entre 40 y 50 vatios.
Los que yo tenía en mi cocina llevaban un tipo de bombillas con un casquillo muy especial y que costaban casi 7 euros cada una, además tenían una vida muy corta, no mucho más de 2 años, por lo que me decidí a probar con los que que usan tecnología led que ya comienzan a estar a precios asequibles.

Y como soy un tío "arriesgao", decidí probar en china ya que por aquí los precios me parecieron algo disparados, 50 euros más gastos de envío. Encontré uno que se ajustaba a las medidas que necesitaba, detalle muy importante, y me pareció que estaba bién de precio, unos 16 euros y medio, lo podéis ver en este enlace

Para mi sorpresa me llegó en solo 12 días muy bien envuelto,  tal y como me llegó lo dejé encendido para probarlo durante 24 horas seguidas, y el resultado fue muy bueno, la temperatura exterior del downlight no sube de los 51 grados y eso que dentro de casa estamos a 27, el alimentador sin embargo llegó hasta los 64. La temperatura es importante ya que si se calientan mucho los leds la vida de estos disminuye sensiblemente. 

Temperatura del alimentador.
Temperatura del downlight

Otra de las cosas que miré es el consumo, nos venden 18w pero con las bombillas de ahorro de energía y con los leds siempre venden más vatios de los que luego consume verdaderamente, en este caso el consumo ha sido de 16w con algún pico de 17.

No dispongo de medidor de intensidad de luz por lo que me tendré que fiar de los 1600 lúmenes de los que hablan, la verdad es que da mucha luz, incluso más que el downlight que tenía antes que llevaba dos bombillas de 24 vatios cada una.

El downlight está hecho de aluminio, material que ayuda a disipar el calor, el acabado es correcto incluso bueno, si no tienes en cuenta los tornillos con los que está cerrada la tapa trasera, que cada uno es de un tipo, el "cristal" es metacrilato o algo parecido.
Una vez abierto podemos ver que los leds están en una tira pegada alrededor del cuerpo de aluminio de manera que alumbran hacia la parte interior, donde el cristal, que es muy grueso, recoge la luz. El cristal tiene en la parte superior una lámina blanca que hace que la  luz no se escape por la parte superior, por la inferior, la que veremos cuando esté instalado, tiene un cristal translúcido que provoca que la luz salga más repartida.

Interior del downlight con las tres piezas que forman el cristal.

La conexión de los leds no me acaba de gustar mucho, los 90 leds SMD2835 se dividen en 18 grupos de 5 leds cada uno, estos 5 leds están conectados en paralelo y luego los 18 grupos se conectan en serie para conseguir los 3,5 voltios que necesitan. ¿Por que no me gusta? por que todo el conjunto durará un poco más que lo que tarde el primer led en fundirse, ya que cuando se funda uno, los otros 4 tendrán que soportar más intensidad lo que acabará seguramente por fundir otro y otro... y.... fin.


Al probar continuidad se encienden 5 leds.

Un detalle que me gusta mucho es que entre el downlight y su alimentador la conexión es con un conector rápido, de manera que puedes instalar fácilmente el alimentador, sin tener colgando el downlight y cuando lo tienes conectado puedes instalar el downlight en un segundo.

Pues ya sabéis, si os apetece probar las bondades de la iluminación por leds esta es una buena opción, solo nos falta saber el tiempo que dura, pero eso no lo podremos averiguar hasta que se funda. No obstante, por 16 euros, si dura tres años ya me doy por satisfecho, cuando se funda os lo cuento.

No hay comentarios :

Publicar un comentario